Cuidado dental

Para sellar una cavidad decaimiento de los molares y premolares, si no se alcanza la pulpa (conocido como “nervios” en el lenguaje común), hay dos soluciones que se implementan por la silla del dentista:

– Amalgam (“sellado”), una mezcla de plata, estaño y el mercurio.

– La resina compuesta endurecida con una lámpara halógena azul.

Estos dos tipos de obturador están reservados para las pequeñas y medianas cavidades.

Por contra, si la cavidad es demasiado grande, la alternativa convencional es:

– Un vector se realiza de obturación (amalgama o resina compuesta), tomando el riesgo de que las fracturas del material o de los dientes,

– O bien despulpado (“desvitalizado”) el diente para conseguir un equilibrio en la raíz y luego a la corona. Esta opción, además de su mayor coste, tiene la gran desventaja de ser más mutilar por diente.

– Una tercera forma es posible, la de inlays, onlays o de cerámica o de policarbonato. En nuestra oficina, optamos por esta última.

Consultar información sobre:

– Rellenos “blanco”

– La enfermedad caries

 

sourireverticale