Rellenos “blancos”

Rellenos “blancos”

Para sellar una cavidad decaimiento de los molares y premolares, si no se alcanza la pulpa (conocido como “nervios” en el lenguaje común), hay dos soluciones que se implementan por la silla del dentista:

– Amalgam ( “sellado”), una mezcla de plata, estaño y mercurio,

– La resina compuesta que el dentista curó con una lámpara halógena azul.

Estos dos tipos de obturador están reservados para las pequeñas y medianas cavidades.

Por contra, si la cavidad es demasiado grande, la alternativa convencional es:

– Un vector se realiza de obturación (amalgama o resina compuesta), tomando el riesgo de que las fracturas del material o de los dientes,

– O se reducen a pulpa del diente (desvitalizado) para conseguir un equilibrio en la raíz y luego a la corona. Esta opción, además de su mayor coste, tiene la gran desventaja de ser más mutilar por diente.

Una tercera forma es posible, que de inlays, onlays (lo siento, no hay una palabra en francés) o cerámica o policarbonato. Vamos a optar por este último.

Inlays, onlays o cerómero policarbonato

Son particularmente fácil de implementar:

– Primera sesión de aproximadamente una hora con anestesia local: la eliminación de los empastes antiguos, la toma de impresiones y por la que un relleno temporal. La impresión se envía al técnico dental.

– Unos días más tarde, la segunda sesión de aproximadamente una hora con anestesia local: retirar el relleno temporal y la unión del injerto laminar.